Transformation in die Cloud - welche Cloud darf es sein?
Perspective Future Networks

Se busca: red interna no amenazada

24-ene-2019

Las redes internas en las grandes empresas han crecido de forma heterogénea a lo largo de los años pero ahora se enfrentan a la amenaza de sucumbir frente a un flujo de datos cada vez mayor. Ha llegado el momento de pasar a la acción.
​​​​​​​
In-house networks are in need of modernization.
​​​​​​​Sin ellas, no funciona nada: las redes corporativas internas aseguran que los e-mails lleguen a los empleados, que las máquinas conectadas informen de los datos erróneos a la nube y que los piratas informáticos no sean capaces de acceder a los datos de la empresa desde redes externas. En pocas palabras, son la condición previa para las aplicaciones de una empresa digital de cualquier tipo, ya sean herramientas de colaboración desde la nube, el Internet de las Cosas o Big Data. Dependiendo del tamaño de la filial y del número de empleados, una red interna, también conocida como Red de área local (LAN), puede vincular cientos y miles de enrutadores, conmutadores y puentes así como sus dispositivos de usuarios finales entre sí y con el mundo exterior.

Muchas redes internas están en malas condiciones

El problema es que muchas redes internas han crecido de manera heterogénea a lo largo de los años. Con nuevos empleados, se han añadido componentes de red nuevos, y con el triunfo de los smartphones y las tabletas, puntos de acceso WLAN adicionales. Versiones diferentes de dispositivos, algunos incluso de fabricantes distintos, se encuentran ahora amontonados en armarios de distribución de la red, cables LAN los conectan en una topología compleja y soluciones de terceros analizan su rendimiento. El resultado es un riesgo creciente de cortes en la red y brechas en la seguridad. E innovaciones rápidas como una subred lógica (VLAN) para videotelefonía no son más que una ilusión.
Aumento del tráfico de datos de empresa hasta 2021
According to the Cisco Visual Networking Index business data traffic will increase by 21 percent per annum until 2021.
Source: Cisco Visual Networking Index

El tráfico de datos móviles está explotando

Y por si fuera poco, los requisitos para las redes locales son cada vez mayores debido a la digitalización. Hay un crecimiento rápido de los volúmenes de datos en las redes corporativas. Según el Índice de red visual de Cisco el tráfico de datos empresariales aumentará en un 21 por ciento al año hasta 2021 (véase la gráfica). Y eso incluye las redes internas. El mayor aumento tiene lugar en los flujos de datos a y desde dispositivos móviles de usuarios finales, lo que no sorprende a nadie. En Alemania, por ejemplo, estadísticas de la UE muestran que un 91 por ciento de las grandes empresas entregó a sus empleados dispositivos móviles en 2017 en comparación con un 70 por ciento en el conjunto de la Unión Europea. Las empresas necesitan un número igual de grande de puntos de acceso WLAN en sus redes locales. Pero los controladores que asignan las pautas a los dispositivos solo pueden controlar un número limitado de puntos de acceso.

El Internet de las Cosas inseguras

Al mismo tiempo, cada vez más máquinas y objetos están poblando las LAN de empresas y fábricas: relojes inteligentes, sensores de temperatura o robots conectados. Según un estudio, hasta 20, 50 o 200 mil millones de cosas estarán conectadas para 2030. “El Internet de las Cosas también trae consigo dimensiones nuevas, no solo en cuanto al número de terminales sino también por su variedad”, comenta Frank Dietrich, vicepresidente de Servicios Internos en T-Systems. “Por eso necesitamos conceptos y tecnologías nuevos para permitir a este volumen acceder a la red de forma sencilla y segura, sin perderle la pista”. 
La seguridad informática es muy importante en este respecto porque todavía no hay normas de seguridad para las cosas conectadas. Durante su creación, la atención se centra en la función y no en la seguridad, así los administradores de red tienen que minimizar el riesgo transfiriendo las funciones de seguridad a la red. Pueden segmentar la red interna mucho más, aplicar un Sistema de detección de intrusos (IDS) y controlar el acceso a la red de forma estricta mediante los mecanismos de autenticación correspondientes. En Norteamérica, la seguridad es la razón más frecuente para invertir en la red corporativa, según el estudio de Stan Gibson titulado 2018 State of Infrastructure. Sin embargo, aplicar medidas de seguridad en las redes internas de hoy en día es laborioso. Los expertos en red tienen que configurar todos los componentes de LAN –como enrutadores, conmutadores y cortafuegos– de forma manual.

La Red de área local necesita ser actualizada

Las empresas pueden, sin embargo, lamentar haber descuidado tanto sus redes locales en el pasado. La digitalización, para muchos, será un factor de éxito decisivo, y sin una red interna que funcione debidamente y sea segura y ágil tendrán problemas. “Ha llegado el momento de que las empresas normalicen y modernicen sus redes locales”, apunta Dietrich. Es un mensaje que tiene que llegar a todo el mundo. Según un estudio de TechTarget, en 2018 uno de cada cinco profesionales de red en Norteamérica estaba pensando en optimizar su LAN.
Las empresas pueden bien emprender esta transformación por sí solas bien confiarla a un proveedor de servicios gestionados (make or buy). Mientras que las que lo hacen por sí solas mantienen el control total de sus redes, los que prefieren externalizar este trabajo se benefician de la experiencia de un prestador de servicios especializado y tienen más tiempo para dedicarse a su actividad principal. Ya se vislumbran los primeros conceptos de LAN a prueba de futuro. Por ejemplo, una LAN gestionada desde la nube permite que, mediante plug and play, se conecten componentes de red nuevos. La configuración se realiza desde la nube. Las Redes definidas por Software, Software-defined Networking (SDN), va un paso más allá. Se trata de una tecnología que automatiza la red y ya existe en la Red de Área Extendida o Wide Area Network (Más información sobre este tema en publicaciones futuras).