Transformation in die Cloud - welche Cloud darf es sein?
Perspective Future Networks

Tecnología de la virtualización para redes

16-nov-2017

La tecnología de la virtualización está desbloqueando la red de área extensa (WAN): la red de área extensa definida por software (SD-WAN) ofrece conexiones y funciones nuevas en poco tiempo.
​​​​​​​
Tecnología de la virtualización para redes

Ya sea para videoconferencias o para aplicaciones en la nube, las empresas en los distintos sectores industriales confían en una infraestructura de red robusta que, de manera ideal, se pueda adaptar de manera rápida y en base a las necesidades. Pero mientras que hoy en día las empresas obtienen, con cierto dinamismo, servicios informáticos desde la nube, las redes empresariales cruzadas a menudo se quedan a la zaga. “Reaccionan más lentamente”, dice el Dr. Thomas Zinner, del Departamento Informático y de Redes de Comunicación en la Universidad de Würzburg. “Sus funciones están vinculadas a un hardware especial. Su implantación necesita un personal especializado y, a menudo, acuerdos entre los diferentes operadores telefónicos”. Por lo tanto, las empresas necesitan tiempo y paciencia para conectar las nuevas ubicaciones, establecer conexiones cifradas o aumentar el ancho de banda. Después de todo, el operador de red tiene que hacer mucha parte del trabajo de manera manual: “Se necesita tiempo para programar enrutadores y conmutadores, para crear nuevos cortafuegos y para enviar, por correo, puntos de acceso WLAN por todo el mundo”, comenta el Dr. Zinner, quien investiga las tecnologías de red del mañana.

Las redes lentas inhiben los negocios

El Estudio de preparación del negocio digital que se publicó en 2015 destaca este tema: cuando se consultó a 100 empresas alemanas de gran tamaño sobre cuáles eran las mayores barreras informáticas, el sistema anterior y las arquitecturas de redes aparecieron en cuarto lugar con un 19 por ciento. En tres de cada cuatro empresas, los cambios a la red empresarial afectan a los negocios varias veces al año, según un estudio de administradores de 2016 llevado a cabo por la consultora Dimensional Research. Sin embargo, en el futuro, los cambios en la red de área extensa (WAN) podrían ser mucho más rápidos; gracias a la tecnología procedente de un centro de datos mayor.
Los operadores de los centros de datos tenían un problema: a principios del siglo XXI, estaban buscando formas de lidiar con los picos de carga imprevistos. Su idea: debería ser posible controlar, configurar y administrar todos los componentes en una red de área local (LAN) de manera central para asegurar unos flujos de datos óptimos en todo momento. Un “controlador”, un coordinador técnico de red central, encontró la solución. En lugar de configurar los enrutadores y conmutadores manualmente y permitirles controlar la red, el controlador central lo supervisa todo: controla y configura al mismo tiempo. Como en un puesto de cambio de agujas en la línea férrea, el controlador optimiza el flujo de datos en la red a través del software. Dicho de otro modo: el controlador establece el curso para que la información fluya constantemente de manera suave y siga el camino que se le ha trazado. Si aparece un cuello de botella en algún momento en la red, se desvía el tráfico. En caso de peligro, bloquea secciones individuales de la red como los puestos o las direcciones IP. Si se acerca un tren de alta velocidad, se le da prioridad. “Separar el envío de datos y el nivel de control hace que la gestión de la red sea más sencilla, más eficaz y más rápida”, argumenta el Dr. Zinner.

Las redes programables impulsan la digitalización

Surgió la idea de una red que pueda ser controlada de manera central a través de un software (SDN). Hoy en día, pasados diez años, las primeras ofertas de SD-WAN llegan al mercado, solución del antiguo centro de datos para redes de área extensas completas. Dicho de otro modo, las redes multiempresa pueden ser controladas central y automáticamente y se pueden cambiar con suma flexibilidad. Las funciones de red –cortafuegos, pasarelas o compensadores de carga– también aparecen como servicios de software en servidores estándar en la web de la empresa. Se pueden adaptar a las necesidades con mucha rapidez. Por lo tanto, la tecnología de red virtual permite gestionar las redes del mismo modo que las empresas de hoy en día obtienen servicios de la nube; con tan solo pulsar un botón y con gran precisión. Gracias a la red definida por software, los anchos de banda se pueden adaptar con mucha más rapidez y la priorización de los flujos de datos es más fácil de aplicar. Las redes no solo mantienen el ritmo de las TI sino que también alimentan la continuación de la transformación digital.

Los servicios de red y las TI se están fusionando

Según expertos como el Dr. Zinner, las redes de área extensa definidas por software (SD-WAN) son el futuro: “La SD-WAN trae automáticamente ubicaciones a la red empresarial; con la misma facilidad con la que uno puede crear pasarelas hoy en día o conecta máquinas virtuales desde el centro de datos”. Los investigadores del mercado de tecnología de IDC también ven en la SD-WAN un futuro brillante: flexible, fácil de gestionar y ampliable, no solo promueve la relación entre costes y rendimiento, sino que también reúne una demanda creciente y unos presupuestos bajos.