Transformation in die Cloud - welche Cloud darf es sein?
Perspective Future Networks

Una pieza central de las infraestructuras de voz.

23-feb-2017

Muchas empresas operan su infraestructura de voz de manera local por portal. Una conversión de IP es la mejor razón para centralizar su infraestructura y reducir el número de canales de voz.
Von All-IP ist der Schritt zur Zentralisierung der Voice-Infrastruktur nicht mehr weit. Und die spart bare Münze.
“Central” es la palabra mágica cuando se trata de trabajar con servidores de e-mail y aplicaciones empresariales en grandes empresas. Sin embargo, cuando se habla de infraestructuras de voz, muchos departamentos informáticos siguen pensando “de manera local”. En la era de la Red Digital de Servicios Integrados (ISDN), solía haber una PBX en cada portal empresarial que estaba conectada a través de una o más líneas ISDN con la vieja red telefónica (PSTN). Como resultado, salía muy caro trabajar con ello: el departamento informático tenía que mantener cada PBX de manera individual. En cada portal había que reservar e instalar conexiones nuevas. “Estos inconvenientes aumentan cuando se habla de arquitecturas que no son homogéneas”, escriben Jörg Fischer y Christian Sailer en su libro “VoIP Praxisleitfaden” (Guía práctica de la VoIP). Con esto, ellos tienen en mente bien sistemas diferentes, bien versiones de sistemas diferentes, bien sistemas configurados de manera diferente.
Ahora, la entrada en la era “todo IP” brinda a las empresas la mejor oportunidad para cambiar su infraestructura de voz, puesto que la voz ya no necesita un hardware especial. Funciona como el e-mail, como una aplicación en el servidor, y comunica a través de las redes de datos. Tampoco importa donde se encuentre el servidor para esta aplicación.

Las redes empresariales ya están usando un IP estándar

Las grandes empresas llevan mucho tiempo utilizando las bases para una telefonía IP centralizada. La cross-site network (Red de Área Extendida, WAN) utiliza, de todos modos, el protocolo IP, gracias a la tecnología MPLS. Y muchos también están usando, localmente, Voz sobre IP (VoIP) a través de su LAN (Red de Área Local). Un estudio llevado a cabo por la publicación tecnológica alemana Computerwoche indicó que un 64 por ciento de las grandes empresas en Alemania, Austria y Suiza usa PBX basadas en el IP. Y por si fuera poco: para las líneas basadas en IP, las empresas normalmente tienen que actualizar o incluso sustituir sus IP PBX locales. Entonces, una opción sería, por ejemplo, aplicar un gran IP PBX central inmediatamente, por continente. O incluso mejor: dos en una estructura redundante para servir de apoyo.
Los beneficios de las estructuras de voz central están claros: las empresas pueden reducir significativamente los costes operativos para su telefonía. En primer lugar, menos sistemas son más fáciles de mantener. En segundo lugar, el departamento informático gestiona todos los servicios de comunicación y los dispositivos en toda la empresa a través de un portal online. Por último, la empresa necesita menos canales de voz para llamadas telefónicas simultáneas.

“Compartir canal” para portales

Hay dos razones para esto: primero, una PBX local conecta llamadas externas a la red pública directamente en el portal de la empresa. Con una interfaz de acceso primario ISDN, por ejemplo, hay 30 canales de voz disponibles para este trabajo (aunque puede que nunca sean necesarios). En realidad, se puede reservar cualquier número de canales en líneas PBX basados en el IP o troncales SIP, pero el departamento informático también tendrá aquí una cierta función de amortiguador o “buffer”. 
Por otro lado, una PBX basada en IP central comunica a través de la red de datos de la empresa existente con los dispositivos in situ y conecta llamadas de manera central a través de una puerta de enlace SIP al IP del operador de red. Esto significa que los portales de la empresa comparten los canales de voz centrales y, por lo tanto, el “buffer”. El número necesario de canales disminuye.

Telefonía interna en la red interna

La segunda razón tiene que ver con las llamadas internas entre los diferentes emplazamientos de la empresa. Las PBX locales envían estas llamadas como una llamada normal a través de la red del operador. Si se utiliza una WAN para realizar llamadas, la PBX central conecta las llamadas internas, pero los dispositivos se comunican los unos con los otros directamente a través de la red empresarial. Por esta razón, las llamadas internas no necesitan una puerta de enlace a la red pública. Como resultado, el número de canales de voz necesarios también se ve reducido. A su vez, el ancho de banda requerido en la red empresarial también aumentará, tanto para llamadas internas como externas. Sin embargo, los costes totales bajarán.​​​​​​​
Conmutador de VoIP: in situ se convierte en una infraestructura de voz central

Las infraestructuras de voz centralizada ofrecen un beneficio adicional: a diferencia de las troncales SIP locales, los productos especiales para las puertas de enlace SIP hacen que sea posible migrar los números de todas las líneas ISDN y análogas; independientemente del tipo de línea e independientemente de si las interfaces de velocidad primaria utilizan sus propios bloques de números de llamada o un único bloque compartido. Como resultado, los empleados pueden llevarse consigo su número de extensión personal no solo al cambiar su estación de trabajo local sino también a cualquier lugar dentro de la empresa.

Un potencial desconocido

Las empresas pueden operar sus PBX centrales ellas mismas y dejar que un prestador de servicios lidie con la gestión o bien pueden conseguir una “PBX hospedada”, un sistema completo desde una nube externa pública o privada. Sin embargo, según Computerwoche solo una de cada diez grandes empresas en Alemania, Austria y Suiza realiza llamadas a través de la nube. Y lo mismo pasa en el resto del mundo. En el Estudio SIP 2015, solo un 5,5 por ciento de las empresas encuestadas (principalmente grandes empresas) confirmó utilizar servicios de voz basados en la nube. 
Una razón clave para esta reticencia: las preocupaciones por la seguridad. Sin embargo, la centralización de la infraestructura de voz puede potenciar la seguridad informática. Las empresas necesitan, sencillamente, controladores de frontera de sesión configurados previamente a las PBX centrales, en lugar de tener muchas locales. Puede leer más sobre este tema y sobre seguridad informática con Voz sobre IP en el próximo artículo de nuestra Perspectiva de las redes del futuro.