Tema

Redes preparadas para hacer frente al futuro

Mejora de las infraestructuras de red

Las infraestructuras de red están cambiando a causa de la voz sobre IP (VoIP), las redes híbridas, la MPLS, las conexiones Ethernet y la tecnología de Internet, entre otros factores.

  • Pueden combinarse de forma inteligente las nuevas tecnologías de acceso VPN para desarrollar la infraestructura de red
  • Conviene utilizar la tecnología más adecuada para cada aplicación
  • El uso de VoIP sobre WAN es una solución rentable y de gran calidad

Redes preparadas para hacer frente al futuro

Las necesidades empresariales cambian de un día para otro, de hora en hora, y las  networks de las que dependen esas empresas tienen que ser igual de flexibles; lo que se traduce en ofrecer un ancho de banda altamente escalable y permitir la rápida integración en el sistema de nuevos centros de trabajo (en cualquier lugar del mundo). Podemos elegir y combinar nuevos métodos de acceso en función de nuestros criterios técnicos y presupuestarios con el fin de crear la solución ideal para una labor concreta. Las redes corporativas se adaptan mejor a las necesidades de las empresas y son más eficientes cuando el diseño de la infraestructura de red está orientado a las necesidades que puedan surgir en el futuro.

Redes VPN y tecnologías de acceso adaptadas para satisfacer necesidades específicas

La elección de plataforma VPN, ya esté esta basada en MPLS o Internet, dependerá de las necesidades fundamentales de sus aplicaciones empresariales. Y estas especificaciones dependerán, a su vez, del tipo de software que se haya implantado, de las propias instalaciones y del contexto de implementación. Por ejemplo, los teletrabajadores, los viajantes y los centros de trabajo de reciente apertura requerirán soluciones de acceso modular desarrolladas a medida. El paquete de soluciones corporativas estándar incluirá una red MPLS para centros de trabajo de tamaño medio y grande, así como diversos métodos de acceso diseñados a medida. Estos podrían consistir en un acceso tunelizado a través de Internet para los profesionales que trabajen en movilidad y las oficina remotas de pequeño tamaño o bien un acceso cifrado de alto rendimiento de capa 1/capa 2 para los centros de datos.

La implantación de tecnología VoIP debe ir acompañada de un nuevo diseño de la red y de los procesos de comunicación

La introducción de la tecnología de voz sobre IP (VoIP) en entornos LAN y WAN va más allá de la simple transición de la telefonía convencional a la telefonía IP. En un primer momento, la atención suele centrarse habitualmente en los problemas relativos al diseño de la red, como, por ejemplo, las desconexiones de la tecnología de VoIP a nivel local o una solución de VoIP sobre WAN con una puerta de enlace central. Sin embargo, los beneficios asociados al uso de la tecnología VoIP y UCC (comunicaciones unificadas y colaboración) solo pueden aprovecharse al máximo si se lleva a cabo un proceso de reingeniería que afecte tanto a la tecnología subyacente como a los correspondientes procesos de comunicación. La centralización del acceso de red y las centrales telefónicas PBX, por ejemplo, reporta considerables ventajas (y un sistema de comunicaciones más eficiente permite optimizar los procesos de negocio).

Un diseño de la red VPN estandarizado y la automatización de los procesos permiten obtener una mayor eficiencia

El hecho de que las operaciones y el diseño de la VPN sean de alto nivel es ahora algo fundamental para una empresa. Contar con profundos conocimientos, metodologías de eficacia probada y procesos de gran solidez es clave para satisfacer los objetivos concretos de la empresa a un coste asequible, así como para desarrollar una solución flexible que esté preparada para hacer frente al futuro y que, por tanto, sea capaz de adaptarse a las nuevas necesidades que pueda tener la empresa. Un ejemplo muy ilustrativo de esto son los servicios VPN gestionados. Este tipo de solución integral nos permite desarrollar economías de escala a un nivel excepcional, ya que gracias a ella pueden reducirse los gastos de explotación relativos a la infraestructura de red mientras se obtiene una mejora duradera de la calidad (algo que nos garantiza la excelencia operativa de nuestro proveedor de servicios).