ICT quality is a key criterion when choosing a service provider. Certification and partnerships are important indicators.

Calidad ICT

Los procesos digitalizados basados en ICT son vitales para el crecimiento continuo y la innovación. Con esto en mente, T-Systems inició  el programa de calidad Zero Outage en 2011 – para maximizar la satisfacción del cliente. La filosofía de Zero Outage promueve una  cultura enfocada en mantener los sistemas funcionando en todo momento.

La calidad ICT forma la base para el crecimiento digital

La tecnología y la nube son la base para el éxito en una economía cada vez más digital donde el ICT juega un papel importante en la innovación y el crecimiento ya que tiene que estar disponible a todas horas, todos los días del año.
Es vital evitar los ciberataques y el espionaje industrial. Un ICT de poca calidad puede degradar o entorpecer los procesos comerciales, esto no es sólo es aplicable para los modelos de negocios digitales, como es el comercio electrónico – se aplica a las operaciones en todos los sectores, incluyendo la industria automotriz, la logística y los servicios financieros. Las fallas podrán ser muy costosas en términos de ingresos perdidos. En otras palabras, son vitales las infraestructuras altamente disponibles, seguras y robustas.  
En virtud de lo que está en juego, el 98 porciento de los negocios citan la calidad ICT como el criterio más importante al escoger un proveedor de servicios. Las certificaciones y las relaciones a largo plazo pueden dar una primera orientación.
La administración de la calidad debe incluir múltiples mecanismos – tecnológicos y organizacionales – incluyendo el monitoreo continuo y auditorías regulares, con el fin de una mejora continua en la calidad ICT. Y en todas las actividades, una combinación de expertos y tecnología es clave. Además de plataformas de vanguardia, altamente disponibles y seguras.
¿Cómo puede evaluar la calidad de los procesos y servicios ICT? A pesar de todos los esfuerzos preventivos, no existe tal cosa como una TI totalmente a prueba de fallas. Pero una cultura de Zero Outage ofrece un camino confiable.