Without system integration, the digital transformation is simply not possible.

System integration

La digitalización impone nuevos requisitos en el panorama actual, lo que implica estandarizar y migrar a la Nube los sistemas  de TI de las empresas.

Preparando las aplicaciones empresariales para la transformación digital

La nube está en el mercado. Un estudio realizado por Bitkom Cloud Monitor 2015 comisionado por KPMG estima que el 68 por ciento de las empresas ya usa la Nube o planean hacerlo en un futuro cercano. 
¿Significa el final de la integración de sistemas? No, un paisaje moderno de TI es esencial al implementar estrategias digitales. Cuando los procesos de negocio son digitalizados, el software usado para procesos existentes debe ser integrado y administrado tal y como se realiza actualmente.

Rediseñando la arquitectura de TI

El rediseño de la arquitectura de TI incluyendo las soluciones en la nube  es la base para la digitalización de las empresas ya que se deben integrar, interlazar y ampliar miles de aplicaciones para crear un ecosistema de TI funcional.

Administrando los sistemas heredados o transferiéndolos a la nube

Los expertos en la integración de sistemas desempeñan un papel importante en la digitalización. Ellos pueden decidir qué componentes de TI pueden ser dados de baja o transferidos a la nube.
¿Qué sucede con los sistemas heredados que no son compatibles con la nube? Si no se pueden desactivar dichos sistemas, las empresas deben seguir administrándolos. Al mismo tiempo, los sistemas deben desarrollarse para mejorarlos  y consolidarlos. Tarde o temprano, estos sistemas también serán reemplazados por nuevas aplicaciones de la nube.

Poniendo ambientes complejos de TI a prueba del futuro

T-Systems da soluciones para ambos retos.  Los expertos en integración de TI convierten ambientes complejos de aplicaciones en un sistema integrado TI a prueba del futuro. Si es necesario, continúan administrando aplicaciones heredadas como antes. Estos incluyen sistemas SAP, BI o ECM. T-Systems diseña aplicaciones para la nube, las transfiere y las opera en sus centros de datos. De esta forma provee un amplio rango de servicios de soporte para las empresas en el camino a la digitalización.