Cloud

Un Cloud Fuerte es dinámico

End-to-end cloud computing

Dentro de la empresa, el cloud computing se debe examinar de forma íntegra. Esto incluye redes y la infraestructura, así como aplicaciones y procesos. Además, tiene que efectuarse de una manera estandarizada e individual.

Un Cloud fuerte

Los analistas estiman que el negocio global de platform-as-a-service aumentará del valor actual de unos 13 mil millones de dólares a 15 mil millones en 2017. Durante este período, los servicios públicos de Cloud experimentarán un incremento anual medio de un 23,5 por ciento, según informó la plataforma de internet search cloud computing. De acuerdo con las estimaciones del grupo Experton, más de 4,5 mil millones de euros se destinarán a Cloud en el curso de este año en Alemania. Aunque los debates sobre la seguridad de datos y cybercrimen han dejado su impronta, han sido incapaces de frenar el ascenso triunfal de la nube.
Después de todo, el cloud computing promete el desarrollo y la aceleración de los negocios habituales a través de la colocación de productos más rápida en el mercado o incluso el establecimiento de campos de negocio completamente nuevos, así como ahorros de costes.
El Cloud Computing en números
Servicios en la nube están en auge, pero la nube pública registró un crecimiento anual de 23,5 por ciento.
Además, el cloud ha permanecido fiel a esta promesa: “con los servicios en la nube, las empresas se benefician de más flexibilidad, velocidad, calidad y eficiencia,” dice el Prof. Dieter Kempf, Presidente de la asociación de la industria de TI BITKOM, resumiendo los resultados del “Cloud Monitor” iniciado junto con KPMG Consulting.
Sin embargo, estas ventajas solamente se pueden conseguir por medio de soluciones cloud que cubren los requerimientos de las empresas a base de end-to-end – incluyendo conceptos de seguridad.

Perfectamente adaptado a las empresas

A diferencia de soluciones cloud para consumidores, soluciones empresariales de cloud tiene un foco específico en seguridad, rendimiento, alta disponibilidad e integración perfecta. Sólo en este nivel las empresas son capaces de ampliar sus recursos de TI, incluso a corto plazo, para adaptarlas con seguridad a las necesidades reales, porque la nube hace disponible los recursos necesarios en forma de infraestructuras, plataformas o software-as-a-service. Sólo una nube que cumpla con estos criterios permite un desarrollo dinámico y un uso versátil de aplicaciones empresariales convencionales, tales como  SAP software o‎ tecnología de análisis SAP HANA. De tal manera, las empresas ganan flexibilidad y pueden utilizar recursos adicionales a corto plazo sin retrasos importantes.
Por lo tanto, en su trabajo diario, los usuarios pueden desarrollar nuevos mercados futuros mucho más rápidos, porque son capaces de establecer y poner en marcha la TI necesaria en un plazo más corto. Esta TI ágil hace los procesos de negocio más eficientes y dinámicos y acelera los procesos de desarrollo. La distancia al cliente se reduce, en parte debido a los incontables fragmentos de información que son generados en una plenitud de formatos de datos y a que las plataformas de comunicación pueden ser analizadas de forma mucho más efectiva. Ya no importa si los datos son proporcionados en forma estructurada o no estructurada, puesto que Big Data permite el análisis rápido y la evaluación completa en unos pocos segundos. Sin embargo, para hacer esto posible, las condiciones básicas son cruciales: un Big Data efectivo es imposible sin la nube!