Vista de pájaro de una gran ciudad por la noche con muchas luces encendidas

Movilidad inteligente: Vehículos conectados y conducción autónoma

Inteligentes, complejos e integrados: se avecinan grandes cambios para la industria automotriz y para la logística de transporte

Rumbo a la movilidad del mañana

La movilidad del futuro equivale a una conducción inteligente interconectada. Sin embargo, queda mucho camino por recorrer hasta que los vehículos puedan conectarse entre sí o con otros servicios de movilidad, o incluso puedan conducir de manera autónoma. En la actualidad, en el sector automotriz no existe ningún otro objetivo técnico que requiera la integración y gestión de prácticamente todas las tecnologías digitales. T-Systems es un socio confiable para el desarrollo y la implementación en este ámbito.

El sector automotriz rumbo a la digitalización

Hombre sentado al volante de un coche mientras con la mano derecha consulta un smartphone.

Los avances en movilidad han alcanzado una nueva dimensión. Hasta ahora, las empresas se habían centrado en aumentar la rapidez, el alcance y la comodidad de los vehículos. En el futuro la prioridad serán los sistemas inteligentes que logren que viajar sea una experiencia más flexible, más ecológica y también más adaptada a las necesidades.

En pocas palabras, la movilidad se está transformando en un servicio integral; vamos camino hacia la movilidad como servicio (MaaS). Esto incluye la combinación de las diversas posibilidades de locomoción y todos los medios de transporte disponibles.

Aunque el automóvil seguirá desempeñando un papel central. En este contexto, se convertirá en un vehículo interconectado e incluso, que conduzca de forma completamente autónoma. Esto es lo que pronostican los análisis de la empresa europea de análisis del mercado y asesoría PAC. En Alemania, los expertos esperan un enorme aumento de la demanda de software y servicios de TI hasta el año 2022, sobre todo en el ámbito de los vehículos interconectados.

Y para que las industrias implicadas puedan concentrarse en el desarrollo de nuevos modelos de negocio, servicios y productos, la base tecnológica existente debe ser segura, estable y confiable. Deutsche Telekom y T-Systems son el socio confiable que ofrece las denominadas tecnologías instrumentales para la transformación digital: conectividad, plataformas en la nube y seguridad.

Connected Vehicle: movilidad digital basada en los datos

Toma desde el exterior de un hombre en un automóvil que mira soñador por la ventana durante el trayecto

Hoy en día los vehículos interconectados ya circulan con un gran número de funciones disponibles, como el Internet móvil, los servicios de streaming, las recomendaciones ligadas al lugar, la navegación en tiempo real, el control remoto y las indicaciones sobre el estado técnico, por ejemplo la presión de las ruedas o el nivel del aceite.

Y se están desarrollando otros avances para los Connected Vehicles:

  • Viendo a través: los automóviles utilizan las cámaras de los vehículos que circulan adelante de ellos para ver antes los peligros que pueda haber en la carretera
  • Mantenimiento predictivo: análisis de los datos de desgaste de un vehículo y planificación temprana de los ciclos de mantenimiento y las visitas al taller
  • Casos de uso 5G como Car2X, la conducción teleoperada o platooning

Lo cierto es que gracias a estas aplicaciones, en el futuro la digitalización penetrará cada vez más en los ámbitos principales de los vehículos. Debido a esto se generarán grandes cantidades de datos, que deberán procesarse de forma estable y segura. Además, el Connected Car requerirá que la red esté siempre disponible y con tiempos de latencia breves, imprescindibles para el tráfico en las calles. Por tanto muchos de los futuros casos de uso de Connected Car necesitan el nuevo estándar de comunicación móvil 5G. Asimismo, los Connected Cars deben protegerse contra los ataques de los hackers, para lo cual hacen falta nuevas soluciones de seguridad y entornos de TI y nube con seguridad reforzada.

Conducción autónoma: paso a paso hacia una gran complejidad

El reto actual del sector automotriz: la conducción autónoma. Para lograrla deben integrarse y gestionarse prácticamente todas las tecnologías digitales. Hace mucho tiempo que los vehículos autónomos se están probando en circuitos de pruebas, incluso también en proyectos piloto iniciales en carretera. Y es que en el futuro, la conducción autónoma aprovechará su potencial de negocio en el transporte tanto de personas como de mercancías. Las grandes empresas digitales y automotrices están invirtiendo grandes sumas en este sector.

Sin embargo, el camino que lleva a esta meta sigue siendo arduo y plagado de huecos técnicos. Por ejemplo, ¿los vehículos con sensores inteligentes reaccionarán correctamente en una fracción de segundo ante situaciones imprevistas en el tráfico? Hoy en día, los problemas surgen cuando las condiciones climáticas son adversas debido a que los sensores actuales no soportan la lluvia, la nieve o el granizo. Las infraestructuras centrales en la nube ayudan a enviar información sobre el estado de las carreteras a los vehículos.

Otro hueco es la transferencia de datos, incluso a pesar de que el estándar de comunicación móvil 5G promete mucho en este ámbito al garantizar una calidad fiable en cuanto a los tiempos de latencia y los anchos de banda. Sin embargo, para determinados requisitos en tiempo real, los tiempos de latencia siguen siendo demasiado largos incluso con el 5G. La conducción completamente autónoma no es posible sin fuentes de información descentralizadas: diminutos centros de datos ubicados a distancias adecuadas en el borde de la carretera (mobile edge computing) envían la información relevante sobre el entorno a una nube local y a todos los vehículos que se encuentran cerca.

La conectividad inteligente es nuestro ADN. Descubre las posibilidades de T-Systems:

  • Competencia clave Conectividad: redes de comunicaciones rápidas y fiables y el know-how en el campo 5G.
  • Competencias clave Cloud y Big Data: arquitecturas complejas desde instalaciones cloud centrales, equipos descentralizados para el edge computing y vehículos móviles que juntos generan y procesan datos.
  • Competencia clave Seguridad: identificación clara, protección contra hackers y manipulación.
  • Competencia clave Digitalización: participación en campos de prueba nacionales y europeos sobre la movilidad inteligente en red.

Plataforma(s) potente(s) para la conducción interconectada

Toma difuminada de una persona sentada al volante de un vehículo.

Existe un factor crucial para la conducción interconectada y autónoma: el procesamiento y la interpretación rápida, segura y de alto rendimiento de los datos; lo cual también constituye la base para los modelos de negocio de la movilidad futura. T-Systems tiene una amplia experiencia en desarrollo, integración y gestión a nivel mundial de servicios móviles para automóviles; con los más elevados niveles de servicio y seguridad de datos «made in Germany».

Lee más en nuestro especial «Connected Mobility».

Ir al informe especial

¡Nos alegramos por tu proyecto!

Estaremos encantados de proporcionarte el experto adecuado y responder a tus preguntas sobre la planificación, implementación y mantenimiento de tus proyectos de digitalización. Habla con nosotros.

Todos los esfuerzos enfocados en la movilidad del mañana

La movilidad del futuro se basa en la interconexión. Y esta, a su vez, es la base de la digitalización y también uno de nuestros cuatro temas centrales. Más información sobre el enfoque integrado de T-Systems.

Nuestra estrategia

Nuestras soluciones

Do you visit t-systems.com outside of Mexico? Visit the local website for more information and offers for your country.