Vista desde arriba a un rascacielos de oficinas entre las nubes

Future Cloud: Cloud computing desde varios mundos

Hoy en día, las empresas deben gestionar un entorno de TI mixto que combina servicios en cloud público, privado e in situ

Infraestructura del cloud del futuro

En algunos puntos, los estudios relativos al cloud computing coinciden. Los principales motivos para el cloud computing son: flexibilidad, agilidad, escalabilidad y eficiencia de costes. La infraestructura Future Cloud ofrece todos los componentes necesarios para satisfacer estos requisitos. Para ello se basa en tres tecnologías: VMware, Microsoft Azure Stack y OpenStack. Los sistemas de distintos fabricantes permiten integrar una estructura multicloud existente.

Reto arquitectura de TI híbrida

Hombre de negocios joven con un tablet en la mano sonriendo mientras mira por la ventana

Por ello, los departamentos de TI confían en una mezcla de diversos servicios cloud para infraestructuras TI (IaaS), plataformas de desarrollo y funcionamiento (PaaS) y aplicaciones (SaaS). Combinan estos servicios y los amplían con entornos de TI in situ. El resultado será una arquitectura de TI híbrida, es decir, una convivencia de modelos de TI, de cloud público y privado y de recursos de TI, tanto internos como externos.

Además, la TI también debe tener en cuenta la protección de datos, la gobernanza de la TI y el cumplimiento relativo al cloud, puesto que son factores imprescindibles para virtualizar aplicaciones críticas para el negocio. Garantizar la gobernanza, la transparencia y la seguridad y cumplimiento integrales resulta caro. Después de todo, gestionar en paralelo esta gran variedad de tecnologías y servicios no es una tarea fácil. Por este motivo, muchas grandes empresas optan por un entorno dedicado en cloud privado para sus aplicaciones críticas para el negocio. ¿Pero la velocidad es suficiente?

Un experto responderá a tus preguntas sobre la planificación, implementación y mantenimiento de tus proyectos de digitalización. Contacta con nosotros.

¿Cuáles son los principales retos que deben afrontar quienes toman las decisiones relativas a la TI?

84 %

retos para la digitalización

86 %

presión en cuanto a costes

85 %

operaciones de TI estables y seguras
Estudio CxO, PAC

Cuando el cloud privado funciona como un cloud público

Durante mucho tiempo, en lo relativo a la escalabilidad, el cloud privado se consideró más pesado que su hermano, el cloud público. Sin embargo, esto ya no se aplica a la última generación de clouds públicos. Estas están completamente definidas por software. El elevado grado de individualización y la seguridad y cumplimiento normativo máximos siguen siendo los mismos, pero ahora también se garantizan la disponibilidad y los acuerdos de nivel de servicio. No obstante, la conexión se establece mucho más rápido. Ahora, los recursos de TI también están disponibles en cloud privado con solo pulsar un botón; prácticamente un entorno privado con el aspecto y los servicios de un cloud público. Para las empresas esto significa, sobre todo, más velocidad y más agilidad.

CRISP Research

Plataforma de infraestructura digital – Factores para el éxito o el desastre de las infraestructuras híbridas en la era del cloud nativo

Aplicamos los conceptos de cloud público de manera sistemática al cloud privado. Así ahorramos hasta un 25% en costes, lo cual se refleja en los clientes.

Thomas Gierich, Director de Consultoría de ventas de MIS-PC, al respecto de la cuestión: VMware Cloud es un 25 % más económica que nuestra plataforma Dynamic Cloud. ¿Cómo es posible?

El futuro seguirá siendo híbrido

A pesar de que el nuevo cloud privado constituye un paso decisivo hacia delante, no sustituirá al cloud público. Debido a su elevado grado de normalización, las ventajas económicas y la dependencia de la ubicación, la infraestructura abierta resulta ideal para muchas situaciones en las empresas. Por tanto, el futuro es híbrido. No obstante, la velocidad recientemente adquirida convierte el cloud privado en la base ideal para una integración perfecta de los sistemas y procesos existentes en el cloud híbrido. Por tanto, con un marco ágil y flexible la infraestructura para Future Cloud también se encuentra en el centro del enfoque hybrid@scale de T-Systems.

Dominar los entornos de TI híbridos

Junto con PAC hemos recopilado en nuestro whitepaper los retos y soluciones en el ámbito de las infraestructuras de TI híbridas.

VMware, OpenStack y Microsoft Azure Stack

La infraestructura de Future Cloud se basa en tres tecnologías distintas: VMware, OpenStack y Microsoft Azure Stack. Constituye el núcleo del perfeccionamiento del cloud privado. Durante la migración, primero se traslada el entorno al completo a esta plataforma. Los datos se encuentran, o bien en los centros de datos de alta seguridad de T-Systems, o bien en el cloud del cliente in situ. Desde ahí, los expertos en TI optimizan los entornos TI y una vez finalizada esta tarea transfieren los componentes individuales al cloud privado. La ventaja es que de esta forma la transformación se lleva a cabo de manera mucho más estructurada y rápida. Y al mismo tiempo, se crea un entorno de cloud híbrido muy escalable, que no solo puede ampliarse hasta convertirse en un multicloud en caso de necesidad, sino que además cumple todos los requisitos de cumplimiento normativo, seguridad de confianza y velocidad.

Infraestructura hiperconvergente: cloud in situ

T-Systems Gráfico de la infraestructura hiperconvergente

Un cloud público o uno privado en el centro de datos  en el cloud de un proveedor de TI no siempre son suficientes para gestionar el cloud. En lugares remotos, el ancho de banda puede convertirse en todo un reto para usar cloud. En el caso de estructuras especialmente complejas con aplicaciones muy interdependientes, a veces es necesario mantener la TI lo más dependiente del hardware posible. Además, para muchas empresas, la cuestión de la seguridad sigue siendo prioritaria, en especial cuando se trata del aprovechamiento de los recursos de TI compartidos en cloud. Unas directivas de cumplimiento estrictas o unos escenarios de aplicación críticos para el negocio les impiden transferir su entorno productivo a un proveedor de servicios.

Pero existe una solución para todos estos requisitos: la infraestructura hiperconvergente, el cloud in situ. Este producto incluye todos los componentes necesarios para conseguir un servidor estable con un cloud seguro y una interfaz de usuario central para una autogestión sencilla. La infraestructura física se encuentra directamente en la empresa y desde ahí crea un cloud privado seguro y escalable para satisfacer todas las necesidades de digitalización.  La infraestructura hiperconvergente de T-Systems se combina a la perfección con las ofertas de cloud como DSI vCloud basada en VMware. Esto permite una integración perfecta del entorno cloud in situ con DSI vCloud, para, por ejemplo, trazar un plan de copia de seguridad o de recuperación ante desastres.

Gartner: los clientes alaban una plataforma fiable y estable

En el Magic Quadrant 2019 for Data Center Outsourcing and Managed Hybrid Infrastructures, Gartner coloca a T-Systems en el cuadrante líder. T-Systems está centrado en las operaciones de cloud híbrido para el negocio digital. Se encuentra en situación de ofrecer servicios híbridos estables, seguros y económicos que transfieren los antiguos procesos operativos basados en mainframe y ERP al cloud público mediante potentes ofertas de cloud privado. Esto es posible gracias a un enfoque orientado a la tecnología y soportado tanto con modelos SLA integrales (y no con los que se basan en una única capa de tecnología) como con modelos flexibles de participación en la gestión del cloud, reduciendo así el riesgo para los clientes. T-Systems ha invertido mucho en automatización. El alojamiento para SAP es uno de los puntos más fuertes de T-Systems, el mayor proveedor de alojamiento SAP del mundo (por número de usuarios), y con 770 TB de bases de datos HANA, es también el mayor sistema SAP del mundo. Todo esto se soporta con la garantía «Run on Satisfaction», que permite finalizar el contrato de inmediato en cualquier momento después del periodo de transición. Los clientes tienen en gran estima a T-Systems por sus alianzas y asociaciones, su relación calidad-precio, sus métodos y procesos de garantía de la calidad y por sus procesos de centralización y consolidación.

¿Qué es una infraestructura Future Cloud?

Gráfico de T-Systems de una infraestructura Future Cloud
  • Cloud privado con el mismo aspecto y servicios de un cloud público
  • Centro de datos definido por software con recursos informáticos, almacenamiento y redes
  • Gestión de multicloud/cloud híbrido: basada en VMware Cloud
  • La tecnología se basa en la infraestructura hiperconvergente (HCI)
  • Disponible en todos los centros de datos estratégicos de T-Systems con opción de suministro desde los centros de datos de los clientes.
  • Acceso a través de portal o API
  • Opciones tecnológicas para cloud privado: VMware, Microsoft Azure Stack, OpenStack

Ecosistema digital

Para armarse de cara al futuro, las empresas necesitan cuatro elementos fundamentales: Conectividad, Cloud e infraestructura de TI, Seguridad y Digitalización. Con una infraestructura Future Cloud, las empresas están bien preparadas para afrontar el futuro. 

Ir a nuestra estrategia
Un experto responderá a tus preguntas sobre la planificación, implementación y mantenimiento de tus proyectos de digitalización. Contacta con nosotros.

Enlace a otras páginas de soluciones