Transformation in die Cloud - welche Cloud darf es sein?
Perspective House of Clouds

Datos de satélite desde el espacio

26-oct-2018

Satellite Data from the cloud.
Las imágenes tomadas por astronautas de la Estación Espacial Internacional y las imágenes tomadas por los satélites de observación de la Tierra de la Agencia Espacial Europea muestran que nuestro planeta se está escondiendo de miradas demasiado curiosas. Casi un 70 por ciento de la superficie terrestre está cubierta de nubes, algo que descubrieron los científicos utilizando el espectrómetro de radio MODIS.
Eso puede que no sea un problema para los satélites que escanean el planeta en la gama de infrarrojo, pero los satélites con sensores alcanzan ahí sus límites. La razón: las nubes bloquean la visión y las sombras cubren los objetos sobre el terreno. Entonces, ¿cómo pueden los satélites tener una visión clara de la Tierra las 24 horas a pesar del manto de nubes?

Un atlas sin nubes desde la nube

Joachim Ungar y Stephan Meissl, fundadores del prestador de servicios de TI austríaco EOX, han encontrado una solución a este problema. Su misión es realizar un mapa del mundo sin nubes basado en datos de satélite. Para ello, han pasado un año recopilando datos del satélite Sentinel 2, aparte del programa de observación terrestre Copernicus, y a partir de estos datos han elaborado un atlas compuesto por 80 trillones de pixeles; sin nubes y con la aplicación gratuita Sentinel-2-Cloudless, accesible a todo el mundo en la nube.
El material fotográfico desde el espacio exterior puesto a disposición por la Agencia Espacial Europea como parte del programa Copernicus revela datos importantes sobre el estado de nuestro planeta. Ayuda, por ejemplo, a medir la cubierta forestal, recopilar datos climatológicos de las ciudades y observar el movimiento de las banquisas en los océanos. También se puede analizar la calidad del aire de esta manera y se puede mejorar en base a estos descubrimientos. Por lo tanto, se trata de un recurso de inmensurable valor para los científicos, los departamentos forestales, agricultores o compañías navieras. Pero tiene un precio: el de cantidades ingentes de datos que no son fáciles de gestionar. El satélite Copernicus recoge 20 terabytes de datos al día, el equivalente, en datos, a alrededor de 4.000 películas con una calidad de alta definición de cinco gigabytes cada una.

Datos de satélite desde Open Telekom Cloud

La Agencia Espacial Europea está utilizando la computación en la nube para almacenar estos datos a largo plazo, procesarlos de manera eficaz y ponerlos a disposición, de manera gratuita, de cada usuario. Y junto con T-Systems, ha puesto en marcha el Servicio de Acceso a la Información y a los Datos de Copernicus (Copernicus DIAS). El objetivo es poner a disposición de todo el mundo y de manera gratuita datos del espacio, sin tener que recurrir a una infraestructura de procesamiento de datos o recursos de almacenamiento costosos. Deutsche Telekom presenta la solución de nube adecuada para ello con su nube pública ofrecida por Open Telekom Cloud.
Mundi Web Services es un vínculo importante entre los usuarios y los datos de satélite que está disponible en Open Telekom Cloud desde junio de 2018. El proveedor, con sede en Bonn, maneja la nube en base a la arquitectura de computación en la nube de OpenStack en los centros de datos certificados de alta seguridad de Magdeburgo y Biere. Mundi Web Services no solo suministra datos desde el espacio a la nube sino también servicios especiales para el análisis de datos, como por ejemplo la aplicación Sentinel-2-Cloudless de EOX. Mundi Web Services, por lo tanto, presenta una solución para todo el mundo como punto central de contacto: datos, usuarios y servicios de análisis se unen en Open Telekom Cloud, donde los usuarios pueden procesar los datos directamente. La ventaja: para las complejas aplicaciones ya no son necesarios ni computación ni servicios de almacenamiento propios.

Datos almacenados en la nube pública de almacenamiento basado en objetos

Mundi Web Services pretende ampliar su oferta poco a poco. Terceros proveedores pueden ofrecer sus soluciones para el uso de los datos de satélite; soluciones como la supervisión de los pastos de e-GEOS, un servicio que permite a los usuarios mantenerse al tanto de las actividades de siega o de la magnitud de la cubierta de pastos en una región. 
Todos los datos del espacio se almacenan en el Almacenamiento Basado en Objetos de Open Telekom Cloud. Para evitar el caos producido por las grandes cantidades diarias de terabytes, un middleware asigna un espacio de almacenamiento preciso a los datos. Después de la indexación, se almacenan todos los datos en una categoría, dependiendo de cuál tiene la mejor relación precio/rendimiento para el índice de acceso actual. La clasificación asegura un almacenamiento de datos económico y por eso Mundi Web Services puede facilitar la información de manera gratuita.
“Con Copernicus DIAS hemos democratizado los datos de satélite”, comenta Etienne Boutelliez, gestor de proyecto de T-Systems. “Todo el mundo tiene acceso gratuito a los datos y puede procesarlos para su propio fin, incluyendo el uso comercial”.
100.000 usuarios descargan los datos cada día; una carga extremadamente pesada en las redes antes de la creación de Copernicus DIAS. Hoy en día, ya no es necesario descargar nada; la información se utiliza en las máquinas virtuales de Open Telekom Cloud. Los datos del programa Copernicus estarán disponibles durante un largo período de tiempo. En unos cuatro años, habrá un archivo de alrededor de 40 petabytes, el equivalente a unos ocho mil millones de fotografías hechas con un smartphone de cinco megabytes cada una.